BILL VIOLA

BILL VIOLA

Editorial:
LA FÁBRICA
Materia
Video
ISBN:
978-84-16248-77-3
Páginas:
320
Encuadernación:
Cartoné
$1,300.00 MXN
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Bill Viola nació en Nueva York en 1951 y finalizó sus estudios en la Universidad de Siracusa en 1973. Pionero del videoarte, Viola ha creado instalaciones, vídeos/películas, entornos sonoros, proyecciones de vídeo sobre paneles planos y obras para conciertos, óperas y espacios sagrados durante más de cuarenta años.

En sus obras en vídeo, Viola emplea con maestría sofisticadas tecnologías audiovisuales, a la vez que explora la espiritualidad y la percepción en la experiencia humana, centrándose en temas universales, como el nacimiento, la muerte, el despertar de la conciencia… Las fuentes del artista norteamericano proceden de la historia del arte tanto de Oriente como de Occidente. Y de las culturas y religiones de todo el mundo.

Representó a EE. UU. en la Bienal de Venecia de 1995. Entre otras importantes exposiciones individuales, destacan Bill Viola: A 25-Year Survey, organizada por el Whitney Museum of American Art (1997); The Passions, en el J. Paul Getty Museum (2003); Hatsu-Yume (First Dream), en el Museo de Arte Mori, en Tokio (2006); Bill Viola, visioni interiori, en el Palazzo delle Esposizioni, de Roma (2008); Bill Viola, en el Grand Palais de París (2014); y Bill Viola: Electronic Renaissance, en el Palazzo Strozzi de Florencia (2017). Mártires (tierra, aire, fuego, agua) [Martyrs (Earth, Air, Fire, Water)], la primera de las dos obras permanentes realizadas para la Catedral de St. Paul de Londres, se inauguró en 2014, seguida por María (Mary, 2016). En 2004 Viola realizó un vídeo de cuatro horas de duración para la producción de Peter Sellars de la ópera de Wagner Tristán e Isolda, que se representó en numerosas ocasiones en EE. UU., Canadá, Europa y Japón. A lo largo de su carrera, Viola ha recibido numerosos premios y distinciones, como el premio de la Fundación MacArthur al “genio creativo” (1989), el XXI Premio Internacional Cataluña (2009) y el Praemium Imperiale, otorgado por la Asociación de Arte de Japón (2011).