LARGA CARRETERA DE ARENA

LARGA CARRETERA DE ARENA

Editorial:
LA FÁBRICA
Año de edición:
Materia
Cine
ISBN:
978-84-96466-91-3
Páginas:
192
Encuadernación:
Rústica
$500.00 MXN
IVA incluido
Disponible en 2 semanas
Añadir a la cesta

Paolo di Pablo y Pier Paolo Pasolini fueron los enviados especiales para cubrir un reportaje sobre la costa de Italia en el verano de 1959 para la revista italiana Successo. Con el punto de partida en la frontera franco-italiana, recorrerán la lunga strada di sabbia que configura el perfil de la costa llegando hasta Trieste y al volante de un Fiat Millecento.

Medio siglo después del viaje que Pasolini inició en el pueblo francoitaliano de Ventimiglia en 1959, Philippe Séclier, periodista y fotógrafo, se transforma en su sombra para mostrarnos a través de sus instantáneas los lugares y las gentes que éste conoció. El prólogo de su autoría descubre las razones que le impulsaron a rememorar el viaje de Pasolini.

El libro ha sido estructurado a modo de diario en tres partes y contiene dos apéndices: el primero relata la conocida polémica de Cutro, a raiz de la publicación de uno de sus artículos en el se refería a este pueblo como "el país de los bandidos", y reproduce la carta que Pasolini envió al director del diario filocomunista Paese Sera para explicar sus palabras. En el segundo apéndice se incluyen imágenes de los tres artículos publicados durante el verano de 1959.

El autor
Pier Paolo Pasolini (Bolonia, 1922 - Ostia, 1975) hijo de un militar y una maestra, Pasolini estudió historia del arte y literatura en la Universidad de Bolonia. Su carrera como maestro de escuela finalizó con la expulsión, acusado de corrupción de menores y actos obscenos. También fue expulsado del Partido Comunista Italiano.

La literatura y el cine fueron los dos territorios artísticos en los que se movió con igual genio. Poesía (Las cenizas de Gramsci, 1957; La religión de mi tiempo, 1961), novela (Muchachos de la calle, 1955; Una vida violenta, 1959), ensayo (Sobre la poesía dialectal, 1947) o drama (Orgía, 1969; Calderón, 1973), adaptó los géneros a la medida de su arte. En cine partió de una visión neorrealista (Accattone, 1961; Mamma Roma, 1962), derivó hacia un estilo más personal (El Evangelio según San Mateo, 1964; Teorema, 1968) y culminó en la aún hoy impactante Saló o los 120 días de Sodoma (1976).

Parece que ser homosexual, católico y marxista al mismo tiempo compone un cóctel difícilmente digerible. No hay mejor ni más triste prueba de esto que su violenta muerte, la noche del 2 de noviembre de 1975, de la que aún no hay un claro culpable.

Otros libros del autor