RADICAL. 50 ARQUITECTURAS LATINOAMERICANAS

RADICAL. 50 ARQUITECTURAS LATINOAMERICANAS

Editorial:
ARQUINE
Materia
Arquitectura
ISBN:
978-607-9489-10-6
Páginas:
92
Encuadernación:
Cartoné
$787.50 MXN
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Latinoamérica es cuna de esperanzas. Reiteradamente a lo largo del siglo pasado se trataron de identificar nuevas vetas creativas que entrelazan culturas, hilvanan rasgos panamericanos o signos de identidad entre países disconexos, aunque hermanados por lenguas comunes. Desde lo lejos, el vínculo aparece cuando las señales de progreso global se eclipsan y la confianza en las nuevas tecnologías se desvanece. Entonces, como ahora, se abre otra posibilidad, pausada, donde la arquitectura no solo sobrevive sino que se explaya con lo más básico. Arquitecturas de urgencia, que atienden a comunidades ignoradas por sus gobiernos, con un fuerte compromiso social y que recurren a la inmediatez de los materiales y las técnicas locales, son cada vez más visibles en el contexto latinoamericano contemporáneo.

Eliminado lo prescindible, los recursos básicos se conforman con la mano de obra poco especializada del lugar y materiales como la madera, el bambú, el tabique de arcilla, el adobe o el block de concreto y, excepcionalmente, sencillas estructuras de acero o buenos muros de concreto aparente. Ahí, el arquitecto despojado de sofisticados recursos tecnológicos, de equipos globalizados de especialistas y de nuevos materiales, con los que se llevaron a cabo las obras más icónicas de la primera década del siglo, se enfrenta solo ante una realidad urgida de soluciones y respuestas inmediatas. Ahí, el arquitecto cuenta sólo con su ingenio. A veces, haciendo de la síntesis virtud y en algunos casos al límite de pasar desapercibida la acción del autor, convertido en un mero activista social que gestiona procesos y facilita información constructiva a la comunidad.

Esta edición privilegia las obras que se insertan en su contexto, se ciñen a los recursos del lugar y atienden a las necesidades de la comunidad. A su vez, las cincuenta arquitecturas que componen esta selección latinoamericana han sido construidas por una nueva generación de jóvenes[v] arquitectos menores de cincuenta años y buena parte de las obras son resultado de trabajo en equipo, no sólo con las comunidades con las que trabajan, sino también entre distintos arquitectos que puntualmente abordaron proyectos juntos.