UNA PÁGINA DE CHISTES

UNA PÁGINA DE CHISTES

Editorial:
ALIAS
Materia
Artistas
Encuadernación:
Cartoné
$250.00 MXN
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

“Llovió en Bombay, Bruselas, Bangkok y
Braunschweig, pero el clima estuvo bien en Benares,
Brujas, Bhubaneswar y Dublín. Estuve en Beirut
y en Bagdad una semana antes de que aterrizaran
los infantes de la marina. Delhi, Düsseldorf,
Kyoto, Katmandú y Karachi fueron ciudades caras.
Teherán, Tokio, Tel Aviv, Ámsterdam y Atenas
no fueron baratas. Las mujeres fueron hermosas
en Calcuta, el Cairo, York, Zurich y Viena.
No llegué a Roma, Moscú, París, Peiping, Oslo
ni Nairobi esta vez. Pero vi Isfahán, Estambul, Lincoln,
Limerick, Hong Kong, Hereford y Hanover.”
—AR

Ad Reinhardt (1913-1967) fue un pintor y escritor estadounidense principalmente reconocido por su pintura abstracta y como precursor del minimalismo y del arte conceptual de las décadas de 1960 y 1970.

Reinhardt desarrolló sus primeras pinturas y dibujos a partir del collage, técnica que perfeccionó con el transcurso del tiempo; a partir de 1941 se enfocó también en el diseño gráfico con un acercamiento más comercial, con el que colaboró en periódicos y revistas. “Una página de chistes” (“A page of jokes”), la serie de cómics presentada en este número de Alias y conformada por 30 láminas en formato de cartel, fue publicada originalmente por entregas en P.M., tabloide neoyorquino antifascista y anticomunista; después en las páginas de la revistaTrans/formation y, finalmente, en Art News.

En el comprehensivo estudio (“Los cómics de arte y las sátiras de Ad Reinhardt”) que acompaña y comenta las láminas, el autor es descrito por el crítico de arte y amigo suyo, Thomas B. Hess, como alguien poseedor de una mente categórica, con “una gran capacidad para acumular información y ordenarla de formas maravillosamente extrañas”, además de como un “niño prodigio de la ilustración y las historietas”.

12_encarte_1_reinhardt

La figura de Reinhardt, espontáneamente política y colindante con otras disciplinas como la literatura, fue paradigmática en el medio artístico que le rodeaba; su tono mordaz y cargado de ironía señaló con agudeza las debilidades de las posturas artísticas de sus colegas; lo cual le valió el respeto y la enemistad de muchos. Interesado continuamente en la enseñanza y el estudio, encontró un lugar entre la academia y el mundo del arte, del que logró el refinado y peculiar retrato plasmado con inteligencia y humor en esta colección.