SILVIA GRUNER. HEMISFERIOS:APUNTES PARA UN LABERINTO

SILVIA GRUNER. HEMISFERIOS:APUNTES PARA UN LABERINTO

Editorial:
MUSEO AMPARO
Materia
Artistas
ISBN:
978-607-97285-0-2
Páginas:
260
Encuadernación:
Rústica
-10%
$670.00
$603.00 MXN
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

A lo largo de tres décadas de trabajo, Silvia Gruner ha centrado su práctica en la relación cuerpo-identidad con las difi­cultades que conlleva toda exploración poética anclada en la subjetividad. Para ello se ha servido del potencial simbólico de artefactos y entornos culturales con el ánimo de confrontar el papel tradicional que juegan éstos dentro del imaginario colectivo y sin perder el hilo del signi­ficado que adquieren dentro de un ámbito personal. El cuerpo (su cuerpo) ha estado siempre presente como elemento fundacional en tanto entidad que defi­ne lo privado y lo colectivo, compaginando aspectos psicológicos y privados con preocupaciones de orden político-social. El trabajo de Gruner surge de un ímpetu paradójico hacia el exceso y la austeridad, elaborando enunciaciones laberínticas desde el registro del tiempo cíclico, aquel que no se construye en una progresión lineal de hechos, sino en idas y venidas, desviaciones y rituales que se repiten generando signos fluctuantes.

Formada como escultora con una inmersión paralela aportada por el cine experimental y el cine de autor, realizó tempranas exploraciones performáticas registradas en película Súper 8 y en video bajo la influencia del feminismo de la llamada segunda ola y del arte post-conceptual. A principios de los años noventa, su práctica multidisciplinaria no sólo inyectó vitalidad a las propuestas heterodoxas de una generación de artistas y curadores que durante esa década transformaron la escena del arte en México, sino que contribuyó de manera signifi­cativa a la formulación de debates críticos que replantearon la proyección de un ideario nacional alternativo a las construcciones de poder del estado-nación.

Esta exposición reúne una selección de películas, videos, videoinstalaciones, fotografías y esculturas del vasto cuerpo de trabajo de la artista, tejiendo vinculaciones entre territorios ocupados por preguntas consideradas a partir del delirio, la ironía, el humor y el deseo. Hemisferios (2014), pieza que surge de la acción de tramar los jardines de su propio lugar de residencia con un patrón ortogonal y otro caótico, establece el tono y la dirección de la muestra, evocando una serie de narrativas míticas en las que el tiempo, el espacio, los acontecimientos del día a día en la vida de la artista y la historia del arte, se unen para tejer una singular unidad compuesta por líneas y fragmentos.