VALÉRIE BELIN

VALÉRIE BELIN

Editorial:
KOLDO MITXELENA
Año de edición:
Materia
Fotografía
ISBN:
978-84-7907-430-2
Páginas:
140
Encuadernación:
Rústica
$650.00 MXN
IVA incluido
Disponible en 2 semanas
Añadir a la cesta

Desde 1994 ha realizado exposiciones individuales en diversos lugares de Europa, EEUU, Canadá y Japón y ha participado en numerosas exposiciones colectivas entre las que destacaremos " Face to Face in contemporary photography", Galería Fotohof, Salzburgo; "La mirada ajena. El retrato en la Colección Ordoñez-Falcón de Fotografía", Artium, Vitoria-Gasteiz;" Trade", Nederlands Foto Institut, Rotterdam;" La natura della natura morta" , Galería d'Arte Moderna, Bolonia. Esta es la primera muestra individual de Valerie Bélin que se presenta en el estado español. Sí ha participado en muestras colectivas como la señalada anteriormente en el museo Artium de Vitoria-Gasteiz (2001-2002) y en la galería Helga de Alvear de Madrid con motivo de la exposición del premio Altadis (2002).

Desde comienzos de los años noventa hasta la actualidad, la artista trabaja en series que centran su atención sobre determinados motivos de interés contemporáneo. En esta ocasión presentamos muestras significativas de 6 series (espejos, objetos reflectantes, mujeres negras, novias marroquíes, bodybuilders, vestidos de ceremonia) y una serie completa (maniquíes) producida por este centro. Para subrayar su carácter general y no concreto, llevan la lacónica denominación Sin título, aunque son claramente reconocibles, ya que en cada una de ellas la artista estudia y en buena medida define una tipología particular.

Valérie "convive" previamente con los objetos y personas a los que fotografía: Los espejos y espejos reflectantes fueron fotografiados en las tiendas de Murano en la Laguna de Venecia, las mujeres negras son personas escogidas entre transeúntes del barrio de Les Halles de París, las novias marroquíes son la muestra de los diferentes trajes, hasta siete, que utilizan en una ceremonia de boda marroquí, los bodybuilders nos muestran su estado antes de una competición, los vestidos metidos en sus cajas son vestidos de ceremonias del siglo XIX, serie realizada por un encargo del Musée de la Dentelle en Calais . Por último, en la serie de los maniquíes de ropa femenina fotografía bustos de maniquíes de escaparates, convenientemente maquilladas y provistas de peluca que nos hacen dudar de su veracidad. Todas sus series fotográficas son realizadas en blanco y negro y en gran formato. Como dice Javier San Martín en el periódico de la exposición: "Todo ello se encuentra realizado en un rotundo blanco y negro que, aunque ofrece ciertos matices intermedios, tiende siempre a los extremos: al blanco cegador del papel virgen, quemado por la luz y al negro profundo, a la oscuridad casi inviolada por el destello de los cuerpos. Fotografiar en blanco y negro es, actualmente, un recurso de artisticidad que aleja las imágenes del documento contemporáneo. E1 caudal mediático que ofrece la fotografía, el cine y la televisión, esa rutina que conforma nuestra iconosfera, es siempre "a todo color", y frente a ello, el empleo de este característico blanco y negro, es una forma de alejamiento y de diferencia ".